Noticias

Nails Factory juzga clave el emplazamiento para el éxito de sus franquicias

nails-factory-emplazamiento

Para los responsables de Nails Factory, en un local comercial el tamaño importa, puesto que permite instalar más o menos puestos; pero a la hora de elegir emplazamiento también es necesario considerar aspectos menos evidentes, como la proximidad a determinados tipos de negocio, el acceso al transporte y el aparcamiento o incluso las horas de sol en la acera.

Un 75% de los emprendedores que ponen en marcha sus proyectos no supera el segundo año de actividad; y una de las principales causas del fracaso es una mala ubicación. «El emplazamiento de casi cualquier tipo de comercio es clave para su funcionamiento, y marca la diferencia entre la rentabilidad y los apuros económicos», afirma Ricardo Trejo, Responsable de Gestión de la franquicia Nails Factory. Y es que un emprendedor que inicie un negocio sabe que conseguir notoriedad y vender más dependerá –en gran medida– de la ubicación del local.

El emplazamiento, clave

«En este sentido», prosigue el representante de la marca, «suele resultar muy ventajoso situarse en una zona con una alta concentración de tiendas: aunque exista más competencia, el tránsito de clientes potenciales está asegurado».

Pero no todo es tan sencillo como ubicarse en una calle comercial, tasar locales no está al alcance de cualquiera por la tremenda complejidad que encierra: «hay que tener en cuenta factores como la proximidad o lejanía a la “locomotora” de la zona, la presencia de transporte o aparcamiento, incluso las horas de sol en la acera… y no digamos ya en un centro comercial, donde un par de metros de distancia a una escalera mecánica puede suponer una gran diferencia».

En definitiva, muchas variables que hacen de cada tienda un mundo aparte y que implican –también– significativos contrastes de precio, incluso entre locales contiguos; «un margen de error que puede lastrar la rentabilidad del negocio que acojan».

«Por eso merece la pena ponerse en manos de un especialista, y en el caso de Nails Factory contamos con un equipo que asesora a nuestros franquiciados tanto en la búsqueda de local como en la negociación del alquiler», explica Ricardo Trejo. «Aunque la decisión final será suya, con nosotros tendrá disponibles los elementos que le ayudarán a elegir correctamente».

Hablan las franquiciadas

Las franquiciadas de la marca lo corroboran, como Silvia Casado, propietaria de dos centros en Madrid: «Los locales que encontraba o tenían un alquiler excesivo, o les faltaban metros cuadrados, o no se podían encontrar con facilidad. Los que me propusieron en el departamento de Expansión reunían todas las características, y eso siempre te ayuda al comenzar».

Igual que Pilar Ruiz, propietaria de siete Nails Factory, repartidos entre Madrid y Murcia: «Mi quinto establecimiento lo abrí en pleno centro de Murcia, pero la dueña sólo quería alquilarle el local a alguien que fuera natural de allí. Tuve que emplear el arma secreta de los franquiciados: el departamento de Expansión… y el contrato quedó firmado antes de transcurrir 24 horas».

De similar opinión es Ana María Fernández, franquiciada con dos Nails Factory en Madrid: «Para mi primer centro, mi marido y yo estuvimos casi un año a la búsqueda de local, por culpa de nuestros horarios. Al final, los responsables de Expansión encontraron un emplazamiento que resultó el perfecto. Se lo agradecí enormemente».

No en vano, esta franquicia de centros especializados en manicura y pedicura cuenta con una extensa red de establecimientos en España, más de 150 unidades operativas en 15 de las 17 comunidades autónomas y en las dos ciudades autónomas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: