«Piojos hay cada día hay más, y los padres no tienen tiempo de ocuparse»

Juan Carlos Márquez, responsable de Expansión de SinMásPiojitos

Juan Carlos Márquez, responsable de Expansión de Sin Más Piojitos

 

Gaceta del Emprendedor (GE): Háblenos de este curioso concepto. ¿Es un negocio con futuro o una novedad pasajera?

Juan Carlos Márquez (JCM): Todos los niños han tenido, tienen y tendrán siempre el riesgo de tener piojos. Se trata de un insecto muy exquisito –porque sólo está curiosamente en cabezas limpias y sanas– que una vez entra entre el cabello pone 10 huevos al día; por tanto, de nada vale que los padres revisen hoy la cabeza del menor y el próximo fin de semana la vuelvan a mirar: si tiene la mala suerte de que el lunes les entró un piojo en la cabeza cuando se quieran dar cuenta tendrá el cabello plagado. Piojos hay, y cada día hay más. Y lo cierto es que los padres no tienen el tiempo suficiente como para revisar en condiciones las cabezas de sus hijos, ni los medios adecuados.

GE: ¿Y cómo funciona su solución a este problema, que es tan resolutiva?

JCM: Es un sistema natural que se compone de tres fases: eliminación mecánica de los piojos por medio de secadores-aspiradores; después se pasa una liendrera metálica para eliminar los huevos mencionados: con lupa y pinzas se revisa mechón a mechón, para afianzar la limpieza que hemos hecho. Y a la semana comprobamos que el ciclo de vida del piojo ha terminado.

A todo esto, y pensando en los «peques» en todos nuestros centros hay televisiones, zonas de juegos para niños y, como consecuencia, el tratamiento se les hace muy llevadero, a ellos y a sus padres.

GE: ¿Cómo supo de este tipo de máquinas, que son la base de la franquicia?

JCM: A mediados-finales de la pasada década, cuando llegó la crisis a España, me dedique a investigar conceptos de negocio en Estados Unidos, y descubrí que este tipo de franquicia, dedicado a la salud y a los niños, que era muy común allí.

Entonces se me ocurrió intentarlo, pensando si acaso se quedaría sólo en un negocio de barrio, o tendría tal éxito que se pudiera llegar a franquiciar. Cuando notas que tu porcentaje de facturación aumenta, decides dar el salto.

«Piojos hay, y cada día hay más. Y lo cierto es que
los padres no tienen el tiempo suficiente como para
revisar en condiciones las cabezas de sus hijos».

GE: ¿En qué año…?

JCM: Todo esto ocurrió entre 2011 y 2012. Estamos muy contentos, y tras estos años de inicio de implantación de la enseña las perspectivas son muy buenas. No se trata de una inversión muy elevada, no se necesitan grandes aparatos, ni desembolsos en inmovilizado, la amortización es rápida… Y como disponemos de productos propios preventivos para su posventa, los márgenes del negocio proporcionan buenos ingresos, porque proporcionamos un servicio muy completo: tratamiento y prevención.

GE: Y a la hora de aplicar el servicio a los niños, ¿la gente tiene alguna preferencia? ¿Es este un negocio para mujeres o para hombres?


JCM: En principio da exactamente lo mismo: mujeres u hombres pueden dar el mismo buen servicio. La profesionalidad no distingue los sexos.

Si bien, ahora mismo 8 de cada 10 franquiciados son mujeres. Eso sí, personas jóvenes, que son las que más se interesan por este negocio.

GE: ¿Por qué, si dice que es un buen negocio, recomienda hacerlo de la mano de una franquicia, y no de forma independiente?

JCM: Porque al apostar por una buena enseña tienes ya un camino recorrido: un saber hacer experimentado, una trayectoria de numerosos establecimientos abiertos con su casuística, un departamento de diseño que se ha ocupado primero de dar una buena imagen al negocio y después de la creatividad de su marketing, un departamento de redes sociales que cuida la imagen de cara a los clientes, lo mismo que se encarga del posicionamiento en Google, un sociólogo que analiza la conducta de nuestros clientes para mejorar constantemente nuestra oferta, etcétera.

Ir ocupándose de todas estas áreas es costoso y lento. En una cadena de franquicia pagas un ‘royalty’ –en nuestro caso, de apenas 248 euros al mes– y las tienes resueltas.

GE: ¿Por qué recomienda a quien estudia poner en marcha un negocio para eliminar piojos hacerlo con SinMásPiojitos?

JCM: Nuestra competencia son las farmacias, que difunden verdades que no son ciertas, con mensajes del tipo: le quitamos los piojos en 5 minutos. Pero no te cuentan la cantidad de química que hay en sus productos. Nuestros tratamientos duran casi una hora y los hacen personas muy competentes. En nuestra marca no usamos ningún producto químico; es todo manual, con mucha paciencia y experiencia, y en algo más de 45 minutos te has quitado un problema a un coste no mucho más elevado que el de al farmacia, pero con la garantía de que revisamos nuestro trabajo.

GE: ¿Qué perfil de franquiciado es el más habitual en la red?

JCM: Pues la verdad es que es difícil hacer un retrato-robot, porque tenemos de todo: ingenieros, amas de casa que hacen ellos mismas el trabajo, y también hemos dado entrada a inversores puros, que montan el centro y colocan al frente a una persona a trabajar, porque el negocio da para un sueldo como autoempleo y unos beneficios interesantes al cabo del año.

P. ¿Cuántas unidades tiene abiertas SinMásPiojitos en la actualidad?

R. En España hemos alcanzado ya los 38 centros abiertos al público. Pero también tenemos presencia en México y Marruecos, y no descartamos llevar próximamente a cabo algunas aperturas en países cercanos, como Portugal e Italia.

Respecto a Iberoamérica, tenemos negociaciones cerradas con Honduras, Perú, Argentina y Venezuela.

GE: ¿Qué inversión se precisa para poner en marcha un SinMásPiojitos?

JCM: Una vez que tenemos el local idóneo, de entre 40 y 50 metros cuadrados, que requiera la menor obra de adecuación posible –de la decoración y el mobiliario ya nos ocupamos nosotros–, y está preparado, la imagen corporativa, los rótulos y el alquiler de las máquinas para empezar están entre entre los 7.000 y los 8.000 euros. Si se tiene en cuenta un pequeño «colchón» financiero para las primeras semanas, por menos de 10.000 euros te puedes haces empresario, con buenas perspectivas de futuro.

En cuanto a la ubicación, cada zona tiene su público y en nuestro caso tenemos un experto, del departamento de estudios, que visita y estudia la zona, el perfil de la gente que lo habita, su renta per capita, la viabilidad del negocio… Pintar el local puede costar 500 euros; y si hay que hacer obras mucho mayores podemos desaconsejar la adquisición de determinado tipo de local.

«Nuestro departamento de estudios visita y estudia la zona,
el perfil de sus habitantes, su renta per capita, la viabilidad del negocio…
Si hay que hacer mucha obra desaconsejamos el local
».

GE: Según su experiencia, ¿qué parte del éxito depende de la ubicación del local y qué porcentaje tiene el desempeño del franquiciado?

JCM: El emplazamiento del centro es importante, tanto para bien como para mal. Nuestro departamento de estudios visita los locales antes de dar el visto bueno. Pero ojo, que si estás en una calle principal es posible que la gente ni siquiera entre, porque nadie desea que el público se entere de sus intimidades. y aunque eliminar los piojos de la cabeza de los hijos no es algo vergonzoso, tampoco hay porqué airearlo. Sin embargo, si lo ubicas en una calle aledaña a tus clientes les va a resultas más fácil entrar en el centro.

GE: ¿Cómo es la formación impartida a los franquiciados?


R. Nos encargamos en nuestro centro piloto de instruir perfectamente a quienes van a prestar el servicio. Y si es fuera de Madrid nos desplazamos para dar esa formación.

GE: ¿Y cómo es de rentable el negocio’ ¿Cuánto se puede ganar con un SinMásPiojitos?

JCM: Siempre va a depender del franquiciado: tiene que involucrarse mucho, hacer campañas en periódicos, emisoras de radio y portales de Internet locales, realizar promociones, repartir publicidad, y de todos estos elementos dependerá la afluencia de clientes, y por lo tanto la amortización de lo apostado. Pero vamos, que si siguen nuestro manual y hacen las cosas como les indicamos, en menos de un año pueden haber recuperado la inversión realizada.

(Más información sobre la franquicia SinMásPiojitos)

Deja un comentario