Un emprendedor lleva a Murcia el novedoso concepto de ActionCoach

actioncoach-gaceta-emprendedor

La mayor red mundial de ‘coaching’ de negocios, ActionCoach, está creciendo por toda España, y buena prueba de ello es su llegada a Murcia de la mano de un nuevo asociado: Alberto Reverter. su sistema único de franquicias de tutelaje y asesoramiento empresarial. Y es que la ayuda de un tutor, de un ‘coach’ de negocios es la mejor solución para muchos emprendedores y empresarios autodidactas, que –a pesar de su éxito con el producto/servicio que dominan–, se enfrentan a problemas a la hora de contratar empleados, acceder a financiación salir al extranjero…

Cuando se le pregunta a Alberto Reverter, el nuevo asociado de ActionCoach en Murcia, qué le llevó a crear un negocio por cuenta propia, en lugar de seguir siendo asalariado, y por qué dentro del terreno del ‘coaching’ profesional, su respuesta traza el perfil exacto del tutor que trabajo en ActionCoach, una multinacional especializada en el tutelaje de empresas y negocios, con más de 1.700 asociados en los cinco continentes. «Tras más de 15 años gestionando diferentes empresas desde la Dirección, ayudando a su crecimiento y expansión, obteniendo óptimos resultados tanto en gestión operacional, como en ventas, recursos humanos … sentí la necesidad de probarme; de demostrarme a mí mismo mi valía», apunta este emprendedor, que asegura que se siente cómodo «ayudando a los demás, siendo capaz de aportarles ideas, un sistema o unas estructuras de trabajo. El que los dueños de negocios puedan desarrollar sus sueños es parte de mi recompensa diaria».

Alberto Reverter es MBA Executive por la Escuela de Negocios de la Universidad de Murcia, y Operations Consultants Course por la Universidad de Londres 2012. Ha trabajado durante casi una década en el área de Dirección de McDonald’s España. «Y tras algo menos de un mes poniendo mis servicios a disposición de los pequeños empresarios de Murcia, para ayudarles en la resolución de los problemas que surgen de la dirección de una empresa, puedo asegurar que no he parado: la figura del ‘coach’ es algo cada día más reconocido y demandado, aunque sí que es cierto que queda un importante camino por recorrer para llegar a directivos, gestores y empresarios nuestra ayuda para desarrollar su negocio, conciliar los objetivos de su empresa con los personales, y retomar los principios e ilusiones que les llevaron a crear y desarrollar su negocio».

Alberto Reverter, franquiciado de ActionCoach en Murcia

Consciente de esta dificultad del empresario actual, ActionCoach pone a disposición de las pymes ‘coaches’ con gran experiencia y éxito, verdaderamente motivados y que disfrutan compartiendo sus conocimientos con los dueños de negocios. Lo que arroja unos resultados espectaculares: el 96,8% de la pymes que han tenido la oportunidad de trabajar con uno de estos tutores se muestra altamente satisfecho de la experiencia. «Ya colaboramos con diversas asociaciones de empresarios y departamentos fiscales, ofreciendo a sus asociados talleres para mejora de su capacitación. Además, trabajamos con dueños de negocios en programas mentores, logrando: mejorar la rentabilidad de sus empresas, aumentar sus ventas y mejorar su propia calidad de vida».

Más información
ActionCoach es una multinacional de origen australiano (1993), pero con sede permanente en Estados Unidos (donde instala en 1998 su Global Office para atender a las diversas franquicias maestras), especializada en tutelaje de negocios. Para entrar a formar parte de esta firma, con más de 1.700 franquiciados en todo el mundo, y que ya cuenta con cinco asociados en nuestro país (en Madrid, Navarra, Comunidad Valenciana y Murcia), la franquicia maestra para España busca conocedores del mundo empresarial, profesionales que tengan una cierta inclinación didáctica y un cierto perfil comercial, aunque también tienen sistematizada también esta labor. La inversión necesaria para poner en marcha una unidad operativa de ActionCoach es de 60.000 euros, incluido el proceso de formación en Monterrey, México (con los gastos de alojamiento y manutención pagados).

Deja un comentario