Noticias

El volumen de ventas en parafarmacia supera los 5.000 millones en España

parafarmacia-gaceta-emprendedor

El sector de la parafarmacia, esto es, productos como los medicamentos no reembolsables y de nutrición o dermofarmacia, entre otros, crece por encima del 4%, y este año espera superar el 6%, hasta superar los 5.000 millones en España. Llevaba tiempo hablándose del potencial del sector de la parafarmacia, pero lo cierto es que nunca ha llegado a arrancar de verdad. Ahora, sin embargo, el escenario está preparado por fin para crecer, al menos según los datos hechos públicos por IMS Health y la patronal del sector, la Asociación Europea de la Industria del Autocuidado (AESGP).

Las ventas de este segmento de mercado se elevaron así en 2014 por tercer ejercicio consecutivo hasta los 5.049 millones de euros, el 4,1% más que en 2013. Y la previsión es que sigan creciendo este año a ritmos del 6% en facturación y el 4% en unidades, según cifras avanzadas por Anefp, la patronal del sector, durante el 51 Encuentro Anual de la Asociación Europea de la Industria del Autocuidado (AESGP) celebrado la semana pasada en Barcelona. Y es que han sido muchos años de predicar en el desierto y también de “tener la capacidad de convencer a las autoridades sanitarias de invertir tiempo y esfuerzos en su promoción”, como reconoció el director general de Anefp, Jaume Pey.

Al final, el autocuidado se ha convertido en una herramienta de ahorro para las administraciones y en un valor seguro para impulsar los resultados de los laboratorios fabricantes y también de las farmacias durante los próximos años. La desfinanciación pública de más de 400 medicamentos indicados para tratar síntomas menores en septiembre de 2012, ha sido la llave que ha abierto este mercado, tal y como había pedido el sector con insistencia. A la vista de los resultados, la patronal vuelve a reclamar que se profundice en esta política de ahorro que libera recursos públicos para financiar tratamientos de enfermedades más graves y costosas.

Un nuevo estudio del Centro de Investigación de Economía de la Salud (CRES) de la Universidad Pompeu Fabra, presentado en el Congreso, sostiene que si se cambia el estatus del 5% de medicamentos de prescripción utilizados para tratar dolencias leves en fármacos sin receta de acceso libre en la farmacia se generaría un ahorro total de 3.167 millones de euros para España en los próximos cinco años. Se trataría de optimizar recursos al reducir las visitas al médico para dolencias menores y disminuir el gasto farmacéutico público, explica Laure Pellisé, investigadora del Cres.

No cabe duda que la propuesta exigiría un nuevo desembolso por parte del ciudadano, que ha tenido que elevar su aportación durante los tres últimos años para atender la subida del copago farmacéutico y costear los medicamentos que el Gobierno ha sacado de la cartera pública. Los investigadores de la Pompeu Fabra han calculado que la nueva desfinanciación tendría un coste de cinco euros per capita al tratarse de medicamentos de bajo precio. Los responsables de Sanidad se contentan, de momento, con impulsar otro tipo de medidas que no tengan ningún coste político en año electoral, por mínimo que sea. El subdirector general de Calidad de Medicamentos y Productos Sanitarios, Carlos Lens, abogó en Barcelona por mantener la actual colaboración con esta industria a partir de la inclusión de los medicamentos sin receta en el sistema de e-receta, para que los médicos tengan más al alcance la prescripción de estos fármacos.

Cataluña ha sido la primera región en incorporar a su sistema de prescripción electrónica los medicamentos no sujetos a prescripción médica. “Entre febrero y abril de este año se han hecho más de 100.000 prescripciones de medicamentos sin receta a través de la e-receta, es decir, más de 2.000 al día, para más de 86.000 pacientes”, detalló Antoni Gilabert, director de Gestión Farmacéutica y Farmacoeconomía del Departamento Catalán de Salud. El 64% de esas prescripciones corresponde a fármacos destinados a dolencias menores, como antitusivos, expectorantes, laxantes y lágrimas artificiales.

Otra iniciativa que está demostrando ser eficaces para fomentar el autocuidado es el sello de garantía Anefp. En los 20 meses que lleva funcionando este mecanismo de autorregulación de la publicidad, que elimina el anterior sistema de control previo por parte del Ministerio de Sanidad, se han emitido un total de 1.500 sellos, lo que demuestra la agilidad del modelo, ya que no se ha contabilizado ninguna reclamación, según destaca el propio Ministerio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: