Emprendedores de Éxito

Equilibrium: cocina italiana y productos naturales brasileños

equilibrium

Esta singular cadena de restaurantes –con todo lo mejor de las restauraciones brasileña e italiana, acompañadas de un gran servicio; una atención exquisita– acaba de abrir su tercer establecimiento Equilibrium, muy, muy familiar, en el madrileño barrio de Retiro, frente al Hospital Universitario Gregorio Marañón. Allí, Alexandre Mazzitelli y su equipo quieren reeducar a la gente y enseñarle, por ejemplo, a desayunar como es debido: a base de frutas frescas y zumos 100% naturales. El servicio de reparto de comida para empresas y el ‘take away’ de pizzas completan su sabrosa oferta.

equilibrium
Alexandre Mazzitelli, propietario

Ensalada templada de espinacas con revuelto de gulas, Melenzane de berenjena al horno, Corazones de alcachofa con reducción al Pedro Ximénez, Escalopines al Marsala… o lo que es lo mismo, una cuidada gastronomía italiano-mediterránea, preparada por un chef de Palermo, Vincenzo Guardino –quien llevándole la contraria al refrán, fue fraile durante tres lustros antes de meterse a cocinero– y supervisada por un maître, Alexandre Mazzitelli, que es además director gerente de la empresa Costa Brasil, propietaria de la cadena de restaurantes Equilibrium. Hijo de madre italiana y padre brasileño, este emprendedor trata de obtener siempre una sonrisa del rostro de sus clientes –“que salgan satisfechos por la puerta es nuestra mejor recompensa”– como el del logotipo de su cadena de restaurantes, de cocina italiana, pero también de desayunos macrobióticos a base de frutas frescas y zumos 100% naturales, con servicio de reparto para empresas y de ‘take away’ o ‘delivery’ en el caso de sus sabrosas pizzas, que pueden encargarse además de por teléfono en su página de Internet (www.equilibriumcomidasana.com), eligiendo los ingredientes deseados, con variados sistemas de pago (al hacer el pedido, vía web, a la entrega, etcétera; se aceptan vales de comida).
Equilibrium acaba de abrir su tercer establecimiento en el madrileño Boulevard de Ibiza; se trata, en realidad, del primero de sus restaurantes de cara a la calle, puesto que los dos anteriores están en enclavados en entorno “controlados”, bien sea dentro de un complejo de oficinas y viviendas (Av/ Olímpica, 4, en Alcobendas) o de un centro de ‘fitness’ (c/Mauricio Legendre, 16). “En esta ocasión lo hemos ubicado en un local totalmente remodelado, muy amplio, con un diseño moderno y una cocina de calidad, con la elaboración de platos bajo en calorías y alto valor nutritivo, alimentos frescos buscando el objetivo de la comida sana… a un precio asequible”, resalta Alexandre Mazzitelli, quien apunta que “el establecimiento minimalista y elegante favorece la intimidad, que acompañamos de música relajante a cualquier hora del día.

equilibrium

El restaurante Equilibrium dispone de un cuarto de juegos, para que los niños se sientan también a sus anchas en las comidas familiares, y dejen a los mayores disfrutar por un rato de la compañía de los adultos. Y entre nuestras propuestas gastronómicas se puede encontrar platos bajos en calorías y vegetarianos”. El tique medio del restaurante Equilibrium recién abierto en el barrio de Retiro es de entre 15 y 20 euros, si bien dispone de un menú diario que no llega a 9 euros.


¿LA FRANQUICIA? YA VEREMOS

Los responsables de Equlibrium tienen grandes proyectos para la zona, pues al estar situado frente al boulevard la posibilidad de una buena terraza de primavera a otoño es factible, y la cercanía del Hospital Universitario Gregorio Marañón, con una plantilla de cerca de 5.000 empleados, más las visitas, constituye una fuente de negocio que Alexandre Mazzitelli tiene muy presente: “Siempre he creído que este concepto de restauración, con todo lo mejor de las restauraciones brasileña e italiana, podía tener una gran pegada con un buen servicio; una atención exquisita. Porque no se trata simplemente de dar de comer a la gente, sino de que vivan una experiencia agradable, que les haga repetir”. No en vano, el crecimiento de la cadena ha sido pausado, pero muy firme: en 2005 abrió el primero, en 2008 el segundo, y no ha sido hasta 2013 cuando ha inaugurado el tercero. “¿La franquicia? Sí, a veces me he planteado expandirme a través de esta fórmula de colaboración empresarial, pero ¿quién va a poner tanto mimo en el trabajo bien hecho como yo? Ya veremos: no me cierro, pero más adelante…”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: